Brigadeiro brasileño

Se despertó con ganas de hacer algo especial; de preparar una sorpresa para alguien importante. Empezó buscar recetas en las páginas brasileñas sin entender casi nada. Gracias a Dios que portugués es parecido a español, pensó. Con miedo de estropear un plato elige un postre fácil y más popular en Brasil. Coge una lata de leche condensado y pone en una olla, añade 5 cucharadas de chocolate en polvo o cacao (tipo Cola Cao) y una cucharada de mantequilla. Mezcla los ingredientes y remueva todo con la espátula por unos 20 minutos hasta que la masa se quede muy espesa (pegue a las paredes del cazo). Luego, lo deja para que se esfrie.

Para el último paso necesita fideos de chocolate o colores. Elegió ambos. Después engrasa las manos con un poquitín de mantequilla, coge una porción y la forma en una bola. Pasa por los fideos de colores y la pone en una cápsula de color azúl. Sigue con el mismo proceso hasta terminar más o menos 30 brigadeiros. Mira al frente y admira este dulce arco iris que se ha dibujado en la mesa de su cocina de azulejos españoles. Para regalarlos a él busca una cajita donde podrá poner los chocolates. Una blanca es perfecta! Por ser perfeccionista y la amante de cosas bonitas decora la caja pequeña con pegatinas y envuelva con una cuerda. El resultado final se ha quedado mejor que pensaba. A ver si le va a gustar tanto como a ella. Si el sabor del primer brigadeiro le va a recordar un poquito su casa…

Brigaderos mi duende

You may also like

Deja un comentario